Masajes...si gracias!!!!

Un masaje hecho con amor es el mejor bálsamo para cualquier dolencia, durante el embarazo los masajes son fundamentales, con una buena crema antiestrias podemos ayudar a nuestra piel a prepararse para rendir al máximo, y de paso tomamos contacto con nuestro bebé que se sentirá estimulado por las sensaciones que le llegan, y si los masajes nos lo hace el papá, lo ayudará a tomar conciencia del nuevo vínculo que ahora los une. 
masajes prenatal
Y cuando nuestro bebé esté ya en nuestros brazos, tendremos nuestras propias técnicas, realizados entre los dos, no solo fomentará su desarrollo físico sino que ayudará a establecer vínculos con los papis, recibirán ese amor a través del tacto. 
Durante el embarazo, nuestro bebé es capaz de sentir el balanceo y las caricias de la madre a través del líquido amniótico, cuando nacen, reciben ese amor a través del contacto piel a piel con nosotros. 

masajes felices
Normalmente nos aconsejan hacerles masajes cuando tienen gases, cólicos, cuando están nerviosos, o le salen los dientes, pero también es maravilloso hacerle un masaje cuando lo notemos receptivo, tenemos que elegir el momento adecuado, hay bebés que luego de un baño quedan estresados en vez de relajados, otros después de comer sienten sueño y no les apetece que lo andemos toqueteando, y otros en cambio serán bien agradecidos que le hagamos masajecitos luego de un baño, cada niño nos mostrará su momento, y con un buen aceite de masajes para bebés (los de adulto no, ellos tienen una piel muy sensible) podemos mimarlos, dentro de los beneficios a nivel fisiológico podemos destacar, los digestivos, los circulatorios y los nerviosos, dentro de los emocionales, la seguridad, la liberación de tensiones y el refuerzo de los vínculos afectivos, ellos se sentirán felices, ese momento es muy importante, nos ven cara a cara, están receptivos y el contacto con nuestra piel le transmitirá mucha seguridad, se sentirán protegidos, las tensiones que provoca conocer el mundo se liberarán gracias al masaje y si encima hablamos con voz tranquila, ayudará a reforzar ese vínculo emocional que tiene con nosotros, de tomar conciencia de su cuerpo y del nuestro, lo más importante de ofrecer este masaje a nuestro bebé es que nosotros estemos relajados, ellos percibirán todo, son esponjitas. 

Preparemos el ambiente, toallas (porque todavía no controlan el pis) y nada de cargar la habitación con aceites, a ellos les gustará mejor sentir el aroma de nuestra piel, y el aceite para bebes ya suele tener un aromita especial y luego de varias sesiones de masajes, ya memorizarán ese perfume y estarán mas dispuestos a disfrutar de ese momento con nosotros, importante, desconectar el teléfono, apagar la tele, poner música muy suave y el ambiente a temperatura ideal ni frio ni calor....besitos y achuchones como final de masaje!!! 




No hay comentarios:

Publicar un comentario